Juegaterapia

#RESISTIRÉ!

#RESISTIRÉ! Juegaterapia lanza un himno de lucha para el Día Internacional del Cáncer infantil
  • La Fundación Juegaterapia presenta una versión alegre y vital de la popular canción Resistiré y un video musical que es un combate cargado de optimismo y que re eja las ganas de vivir de todos los niños enfermos de cáncer

Madrid, 15 de febrero de 2017.- ¡Resistiré! es el grito de guerra que Juegaterapia les propone a todos los niños enfermos de cáncer y que se convierte a partir de hoy, Día Internacional del Cáncer Infantil, en su himno. Para que los pequeños puedan compartirlo con los demás, cantar, jugar, bailar, pelear y dejar KO a la enfermedad.
La pieza central de esta campaña es un videoclip en el que varios niños que padecen la enfermedad versionan la canción del Dúo Dinámico ‘Resistiré’. El vídeo cuenta la historia de una niña que a través del juego consigue evadirse de la dura rutina del hospital. Así, se introduce dentro de la pantalla de un videojuego e intercambia bailes y juegos con otros niños.
¡Resistiré! es como una medicina llena de color. Es el homenaje que les hace Juegaterapia, sus amigos y toda la sociedad a esos pequeños luchadores que nunca se rinden ante la adversidad.
El juego como arma
La Fundación Juegaterapia trabaja por y para los niños enfermos de cáncer en los hospitales. Su lema es “la quimio jugando se pasa volando”. Y su objetivo es que estos niños sean felices durante todo el tiempo que dura su tratamiento, que jueguen, y se olviden de su enfermedad y que esta alegría que les produce jugar les ayude en su recuperación.
Cada año se diagnostican en España 1.400 nuevos casos de cáncer infantil según la Federación Española de Padres de NIÑOS CON CÁNCER y aunque la tasa de supervivencia es del 80%, aún hay mucho que hacer.
Según el doctor Mario Alonso Puig, Patrono de Honor de la Fundación Juegaterapia, “cuando un niño se somete a un tratamiento quimioterápico, siente ansiedad y dolor. Al trauma físico impuesto por la propia enfermedad y la quimioterapia se añade el trauma emocional. Sin embargo, cuando
el niño está jugando y ese juego le absorbe, esa absorción reduce la posibilidad de que su mente genere el tipo de pensamientos disfuncionales que incrementan la ansiedad y el dolor. El efecto bene cioso es la relajación y una mayor sensación de estar a salvo. Esto no solo tiene un claro impacto en cómo se vive la experiencia de estar hospitalizado, sino que también podría tener un impacto favorable en la recuperación de la salud.”.


Si quieres recibir la nota de prensa completa o más información sobre Juegaterapia escríbenos a un mail a Lourdes Amayas : lourdesamayas@juegaterapia.org

Jaime Barneto